company logo

Directorio de Enlaces

Comentarios

Visitante No.

Claridad del preacuerdo o imputación determina viabilidad de sentencia condenatoria PDF Imprimir E-mail
Escrito por leda dominguez   
Miércoles, 27 de Febrero de 2019 17:58

Tomado de www.ambitojuridico.com.

"..... No existe control material sobre la imputación y la acusación, mientras que el examen sobre el acierto de la calificación jurídica de los hechos jurídicamente relevantes se ejerce exclusivamente cuando se advierta evidente vulneración de derechos fundamentales, precisó la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Para tal efecto, los jueces tienen la obligación de verificar (i) la presentación sucinta y clara de los hechos jurídicamente relevantes y (ii) el cumplimiento de los requisitos formales de los artículos 288 y 337 de la Ley 906 del 2004 (CPP), según presida la audiencia de imputación o acusación. Ocurre igual frente a los procesos que terminan anticipadamente, ya que el juez debe verificar si están dados los presupuestos para emitir una sentencia condenatoria. Así las cosas, “la imputación bajo estrictos parámetros de legalidad es la base que viabiliza las negociaciones, incluido el allanamiento, habilitando eventuales correcciones que deban hacerse por ‘ajuste de legalidad’ de los cargos imputados, con miras a la presentación del escrito de acusación”. Esto con el objeto de establecer, sin equívocos, cuándo una modificación que beneficia al imputado constituye un beneficio o cuándo corresponde a un acto unilateral de corrección de parte del ente acusador (M. P. Patricia Salazar Cuéllar).

[10:26, 27/2/2019] edilga: Así se le otorga crédito al relato de una persona del mundo delincuencial....Al resolver las demandas de casación presentadas por los defensores de dos ciudadanos condenados por los delitos de concierto para delinquir agravado y atentar contra la seguridad pública, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia explicó la posibilidad de otorgarle crédito al relato de una persona inmersa en el mundo delincuencial o de desmovilizados.

Frente a ello, y teniendo como finalidad la realización de la justicia, afirmó que el hombre, debido a una tendencia natural de la mente que hace más fácil decir verdades que mentiras, es por esencia verídico y, por consiguiente, inspirador de confianza entre sus semejantes, pues del otro lado, sobre el pilar de las mentiras, no sería dable ningún desarrollo personal ni social.

En otras palabras, el fallo aseguró que “no hay posibilidad alguna de progreso intelectual si no se toma como base y punto de partida la fe en los demás”. (Lea: Prueba de referencia, por sí sola, no es suficiente para sentencia condenatoria).

 

Por eso, frente a los testimonios el punto de partida es su veracidad, que en concreto se ve aumentada, corroborada, disminuida o destruida por las condiciones particulares que son inherentes al sujeto individual del testimonio, en su contenido personal,  en su forma individual o contrastada con las demás pruebas.

 

En este aspecto, insistiendo en que por lo general el hombre (incluidos los paramilitares) percibe y relata la verdad para que el testigo tenga derecho a ser creído es necesario que no se engañe y que no quiera engañar. Ello porque la presunción de veracidad puede ser destruida o disminuida por condiciones especiales que en concreto son inherentes al sujeto. (Lea: Pese a inconsistencias de la víctima, lo importante es la coherencia sobre circunstancias del delito)

 

 

 

Con todo, la corporación aseguró que por más de que se trate de “desmovilizados” o delincuentes incursos en delitos atroces del pasado, ese vicio del orden moral, aunque puede fijar rasgos de sospecha, no implica por sí solo descrédito absoluto, porque no le priva de idoneidad para decir la verdad (M. P. Eyder Patiño Cabrera).

 

 

 

Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, Sentencia SP-1532019 (46420), Ene. 30/19...."

Última actualización el Miércoles, 27 de Febrero de 2019 17:59
 



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates hosting Valid XHTML and CSS.