company logo

Directorio de Enlaces

Comentarios

Visitante No.

Corte Suprema de Justicia
Conozca las diferencias sustanciales entre el delito de exacción y extorsión PDF Imprimir E-mail
Escrito por LEDA DOMINGUEZ   
Lunes, 11 de Septiembre de 2017 16:09

Tomado de www.ambitojuridico.com

"..Al resolver un recurso de casación, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia precisó los elementos de las conductas punibles de exacción y extorsión y sus diferencias sustanciales.

Exacción

Este delito se encuentra estipulado en el Libro II, Título II, artículo 163 de la Ley 599 de 2000 dentro de los delitos contra personas y bienes protegidos por el Derecho Internacional Humanitario y precisa que: “El que, con ocasión y en desarrollo de un conflicto armado, imponga contribuciones arbitrarias incurrirá en prisión…”.

Extorsión

Por su parte, esta conducta se encuentra en el Libro II, Título III, Capítulo II, artículo 244 ídemdentro de los delitos contra el patrimonio económico y establece que: “El que constriña a otro a hacer, tolerar u omitir alguna cosa, con el propósito de obtener provecho ilícito para sí o para un tercero, incurrirá en prisión…”.

Conforme lo anterior, los delitos de exacción y extorsión aseguran diversos bienes jurídicos, el primero las personas protegidas por el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y el segundo el patrimonio económico, pero el fallo advierte que la exacción cuenta con mayor riqueza en orden a recoger los comportamientos que motivaron este proceso. (Lea: Extorsión y sextorsión)

Contexto

A diferencia de la extorsión que no precisa de un contexto específico, la exacción debe realizarse con ocasión y en desarrollo de un conflicto armado, de modo que asegura a las personas protegidas por el DIH, esto es, aquellas que no intervienen en una contienda armada (interna o internacional), en aplicación del principio de distinción. Por cuanto, el propósito central no es conceder o reconocer derechos a los contendientes en el conflicto, sino proteger a la población civil que se encuentra en medio del mismo. (Lea: Eje de política de seguridad en el 2017 será el combate a microtráfico: Fiscalía)

Sujeto activo

También, en contraste con la conducta de extorsión que tiene sujeto activo indeterminado, el autor en la exacción es calificado en cuanto debe corresponder a uno o varios miembros de los grupos en contienda de manera que involucra a quienes tienen la condición de combatientes regulares o no.

Contribución

En la exacción, la contribución debe ser impuesta arbitrariamente, es decir, se trata de crear una obligación sin fundamento, despóticamente, ajena a una simple y llana sugerencia o recomendación, usualmente establecida con cierta periodicidad. (Lea: IMPORTANTE: Conozca el nuevo sistema para presentar denuncias virtuales)

Sin embargo, la Sala aclaró que si el delito de exacción sanciona a quien imponga “contribuciones arbitrarias”, no se trata de un proceder único que recae sobre un individuo, como ocurre en la extorsión, sino plural dirigido contra un colectivo de sujetos pasivos.

Ejemplo

Si una persona exige a una madre dinero a cambio de no causar la muerte a su hijo y lo consigue, comete el delito de extorsión. Y, si realiza la misma conducta respecto de otra progenitora y obtiene su propósito, habrá cometido un concurso de 2 extorsiones consumadas.

Por el contrario, si un miembro de un grupo ilegal involucrado en el conflicto armado interno impone a los comerciantes de una población el pago de unas contribuciones “vacunas” para sufragar las finalidades de su agrupación, a cuyo pago acceden, comete el punible de exacción (M.P.  Luis Antonio Hernández Barbosa)

(Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, Sentencia SP-118302017 (48431), Ago. 9/17)...."

Última actualización el Lunes, 11 de Septiembre de 2017 16:12
 
Recuerdan estructuración del delito de concusión PDF Imprimir E-mail
Escrito por LEDA DOMINGUEZ   
Lunes, 11 de Septiembre de 2017 16:05

Tomado de www.ambitojuridico.com.

"...Al desatar varios recursos de apelación, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia explicó la estructuración del delito de concusión. Inicialmente, el fallo indicó que el diseño de ese tipo delictivo exige la concurrencia de los siguientes elementos:

(i)Sujeto activo calificado (servidor público),

(ii)El abuso del cargo o de las atribuciones,

(iii)La ejecución de cualquiera de los verbos: constreñir, inducir o solicitar un beneficio o utilidad indebidas y

(iv)La relación de causalidad entre el acto del servidor público y la promesa de dar o entregar el dinero o la utilidad indebidos.

Por otra parte, advirtió que el sujeto activo debe ser un servidor público que abuse del cargo o de sus funciones y se presenta cuando al margen de los mandatos constitucionales y legales concernientes a la organización, estructura y funcionamiento de la administración pública constriñe, induce o solicita a alguien dar o prometer una cosa. (Lea: Un solo testigo es suficiente para atribuir responsabilidad penal por concusión)

Sumado a ello, explicó que frente a cualquier modalidad ejecutada por el autor es indispensable la concurrencia del elemento subjetivo predicable de la víctima, esto es, el “metus publicae potestatis” que lleva a la víctima a rendirse a las pretensiones del agente. Se ve obligada a pagar o prometer el dinero o la utilidad indebidos por el temor del poder público.

Si el medio utilizado no es idóneo, por cuanto la víctima no comprende fácilmente que no posee otra alternativa diferente a ceder a la ilegal exacción o asumir los perjuicios nacidos de su negativa, el delito no alcanza su configuración, agregó el fallo. (Lea: El caso de la banda que utilizó a falsa juez para estafar en remates judiciales)

También, aseguró que el elemento material de la concusión está representado por la promesa o la entrega de dinero o cualquier otra utilidad. Como es un delito de conducta alternativa, se consuma con la ejecución de cualquiera de estas dos modalidades (M. P. Eyder Patiño Cabrera).

Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, Sentencia SP-78302017 (46165), Jun. 1/17..."

Última actualización el Lunes, 11 de Septiembre de 2017 16:08
 
Fijan procedimiento para controlar conversión de la acción penal bajo la figura del acusador privado PDF Imprimir E-mail
Escrito por LEDA DOMINGUEZ   
Martes, 29 de Agosto de 2017 23:09

Tomado de www.ambitojuridico.com ."...La Fiscalía General de la Nación señaló que la acción penal privada implica el ejercicio de una función pública transitoria.

 

En consecuencia, el abogado del acusador privado estará sometido al mismo régimen disciplinario y de responsabilidad penal que se aplica para los fiscales.

 

Así, solo se podrá solicitar la conversión respecto de aquellas conductas que deben ser tramitadas por el procedimiento abreviado previsto en el Libro VIII de la Ley 906 del 2004, con excepción de aquellas que atenten contra bienes del Estado y de procesos adelantados por el sistema de responsabilidad penal para adolescentes.

 

La decisión aplicará para todos los delitos que se cometan a partir de la entrada en vigencia de la Ley 1826 del 2017, así como para los que fueron cometidos con anterioridad y respecto de los que no se haya realizado formulación de imputación en los términos de la Ley 906.

 

También se reguló en la Resolución 2417 lo pertinente a la solicitud y requisitos de admisión de la conversión, el procedimiento para resolverla y las causales de negación.

 

De igual manera, se definió lo atinente a la procedencia de reversión de la acción penal.

 

Por último, se estableció un plan de descentralización gradual para la construcción y aplicación de directrices para el desarrollo de la figura.

 

Fiscalía General de la Nación, Resolución 2417, 11/07/2017...."

Última actualización el Martes, 29 de Agosto de 2017 23:10
 
Inaplicar el sistema de cuartos para determinar penas accesorias desconoce el principio de legalidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por LEDA DOMINGUEZ   
Martes, 29 de Agosto de 2017 23:06

Tomado de  www.ambitojuridico.com  ".....La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia recordó que en el proceso de dosificación punitiva se desconoce el principio de legalidad cuando los jueces dejan de aplicar el sistema de cuartos para determinar penas accesorias, lo cual, además, activa la facultad oficiosa de la corporación para controlar esas decisiones.

 

Según el alto tribunal, para establecer el monto de la sanción accesoria deben tenerse en cuenta los parámetros empleados por el juez de conocimiento al momento de abordar el tema de la determinación de la sanción corporal para la conducta punible analizada, así esté frente a un concurso de delitos.

 

En el caso analizado, el juzgador de primer grado tasó la pena para el homicidio y, sin hacer lo propio con el porte de armas, concluyó que la más grave era la del atentando contra la vida.

 

Es decir, nunca especificó la pena privativa de la libertad para el delito contra la seguridad pública, sino que de una vez apeló a las reglas del concurso de conductas punibles previstas en el Código Penal, incrementando en dos años la ya fijada en 500 meses para el ilícito contra la vida, aplicando finalmente una penalidad definitiva de 524 meses.

 

Así las cosas, no se tuvo en cuenta un parámetro para fijar la sanción accesoria, toda vez que esos dos años corresponden al concurso de delitos, lo cual se aleja notoriamente del mínimo para el porte de armas, que es de 18 meses de prisión.

 

Fernando Castro Caballero se apartó de esta decisión y en un salvamento de voto explicó que las razones de justicia materialconcretadas en el principio de proporcionalidad de la sanción penal, hacen necesario que los jueces inapliquen el sistema de dosificación referido (M. P. Gustavo Enrique Malo).

 

CSJ Sala Penal, Sentencia SP-76272017 (49635), 31/05/2017...."

Última actualización el Martes, 29 de Agosto de 2017 23:08
 
Línea jurisprudencial de la violencia sobre las cosas como circunstancia calificante del hurto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Edilberto Alvarez   
Martes, 01 de Agosto de 2017 20:17

Tomado de  www.ambitojuridico.com

"...Un fallo reciente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia recordó la línea jurisprudencial de la violencia sobre las cosas como circunstancia calificante del delito de hurto. Así, explicó que la doctrina de la Corte ha caracterizado, en sus diferentes matices, este componente de la siguiente manera:

- No requiere que se despliegue un gran esfuerzo físico: En la Sentencia 1100102300201999011762 de 1992 la corporación destacó que basta con que se ejerza una fuerza anormal, sin que sea necesario un gran impulso físico. (Lea: Circunstancia de agravación punitiva derivada de la confianza debe probarse siempre)

-  No se desvanece por la existencia de un vínculo de familiaridad entre el sujeto activo que ejerce la violencia y el pasivo cuyos bienes la soporta: En la Sentencia 1100102300171999009263 de 1999 sostuvo que la violencia calificante del hurto que no se disipa por la existencia de relaciones de familiaridad entre quien la ejerce y el sujeto pasivo cuyos bienes la soporta. Siendo así, el ejercicio de la violencia sobre las cosas se predica aunque el poseedor o tenedor de la cosa sobre la que se ejerce tenga alguna relación de familiaridad con el sujeto activo de la acción.

- Debe ser ejercida con anterioridad o con concomitancia al hurto, para asegurar su producto o la impunidad de los responsables, y no con posterioridad a la consumación del delito: Desde esta arista, en una decisión del 15 de septiembre del 2005 (reiterada en las sentencias 30211 del 2010 y 43527 del 2014) la Sala afirmó que la violencia debe haberse configurado antes o durante el hecho delictivo.

- Debe estar dirigida a los mecanismos de protección y defensa del objeto del hurto, o causar daño o destrucción del bien: Desde un fallo proferido en junio de 1947 (reiterado en sentencias del 25 de febrero de 1949 y del 28 de junio de 1995) se afirma que la violencia debe estar dirigida a los mecanismos de protección y/o defensa de la cosa que constituye el objeto del delito. (Lea: Estos son los delitos más denunciados por los colombianos en el 2016)

En cuanto a la violencia que causa el daño o la destrucción del bien, en la Sentencia 11001023002019990117 de 1999 se explicó que se considera violencia todo acto que ocasione daño o destrucción del bien, o de otros bienes que facilitan o permitan la comisión del hecho punible.

De las anteriores decisiones se concluye que la violencia calificante del delito de hurto debe ser ejercida sobre los mecanismos de protección y defensa del bien o recaer sobre el bien objeto de apoderamiento, ocasionando su daño o destrucción.

- Debe ser diferente a la que emplea el dueño del bien para removerla y apoderársela: Según este ítem, la fuerza que despliega el sujeto agente sobre la cosa calificará el delito de hurto solo si es distinta a la que emplea el dueño del bien para removerla y apoderársela.

En la Sentencia 1100102300011999010069 de 1999, retomando la decisión de noviembre 24 de 1992, la Sala insistió en que la fuerza que se despliega en ejercicio de la violencia debe ser “distinta a la que emplea el dueño del bien para apoderarse de la cosa”.

De todo lo anterior se colige que esta causal de calificación se predica de aquella acción o procedimiento anormal al comúnmente utilizado por el dueño, poseedor o tenedor del bien objeto del ilícito, que se ejerce contra este deformándolo o dañándolo, o contra los mecanismos dispuestos para su protección y defensa, con precedencia o concomitancia al apoderamiento, o para asegurar su impunidad, con prescindencia del eventual vínculo de familiaridad que exista entre el sujeto agente y el sujeto pasivo de la acción delictiva (M. P. José Francisco Acuña).

Corte Suprema de Justicia Sala Penal, Sentencia SP49232017 (48352), 04/05/17."

Última actualización el Martes, 01 de Agosto de 2017 20:21
 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 5 de 40



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates hosting Valid XHTML and CSS.